alta cocina ante el distanciamiento social

Reinventando el lujo y las cenas virtuales durante la crisis del COVID-19

En tiempos de distanciamiento social como el que vivimos hoy, probablemente uno de los placeres humanos que más echemos de menos es el de disfrutar de una buena comida con amigos y familiares.

En una cultura en la que la gastronomía forma parte de nuestro ADN, en muchos lugares los restaurantes han tenido que reinventarse para poner a nuestro alcance la posibilidad de disfrutar de la experiencia que nos ofrecían hasta ahora en sus locales.

Esta tarea, sin embargo, no es nada fácil. Especialmente para los restaurantes de alta cocina, reconocidos por su gran servicio y distinguido menú. No es ningún secreto que, hasta ahora, el atractivo de un buen restaurante de este tipo no radicaba únicamente en la comida sino en cada detalle de la experiencia completa.

Por ello, Los establecimientos de este tipo, deben reinventarse rápidamente para no quedar en el recuerdo como un lujo del que por unos meses no se pueda volver a disfrutar.

La alta cocina, ¿a domicilio?

Parece obvio que la vía más fácil es la de hacer llegar la comida a casa, pero la alternativa del delivery y los envases en los que la comida se suele entregar a domicilio (como las cajas de carton o degradables) no casan precisamente a la perfección con la oferta lujosa y refinada de las estrellas michelín…

Por ello, algunos restaurantes de alta cocina, como el Saint Pierre de Singapur, que cuenta con dos estrellas michelín, han reinventado la manera en la que hacen llegar su exquisita oferta gastronómica a los domicilios. Su menú, servido en cajas tipo bento lacadas elegantemente con su logo y compartimentos para cada plato.

De este modo, el personal del restaurante puede entregar de forma elegante sus exquisitos bocados a todos los amigos y familiares que quieran compartir una cena premium a través de una videollamada, conectándose a un enlace que el propio restaurante les facilita.

La alternativa del delivery y los envases en los que se reparte la comida a domicilio, no casan a la perfección con la oferta lujosa y refinada de los restaurantes con estrellas michelín

Los 10 platos incluídos en las cajas bento, están diseñados para comerse fríos (o al menos frescos), para que el tiempo de reposo no comprometa sus elaborados sabores y texturas. Además, el Chef Emmanuel Stroobant y su equipo los elaboran con ingredientes de un proveedor exlcusivo (algo parecido a su propio «personal shopper culinario») que les proporciona ingredientes premium tan selectos como la ternera Omi japonesa, el caviar de oscietra belga real y los mejores quesos franceses.

Esta embriagadora paleta de sabores, sigue formando parte del menú del Chef Stroobant, a pesar de que sean cada vez más difíciles de conseguir debido a la actual complejidad de la cadena distribución de la materia prima por todo el mundo.

Gracias a la reinvención del embalaje de reparto y a la tecnología de apps como Zoom o Whastapp menús exclusivos como el del Saint Pierre pueden ser entregados como joyas a domicilio, para poder disfrutarlos en casa y en compañía, aunque sea a través de las pantallas.

¿Podrá el delivery ser también considerado un elemento de lujo y una opción para restaurantes de alta cocina gracias a ideas como ésta?