Aplicar zonas de contacto «zero» en tu restaurante

A raíz de la pandemia del COVID-19 los restaurantes han tenido que recurrir a la comida a domicilio y los pedidos en línea que han aumentado de forma considerable desde hace ya semanas. Pero es importante destacar que estos formatos de distribución presentan nuevos riesgos operativos acerca de salud alimentaria a tener en cuenta en un negocio de restauración que opte por esta alternativa.

La nueva forma de operar durante los próximos meses, comportará por parte del sector que se deban ejercer controles cuidadosos y establecer flujos de trabajo completamente nuevos, en muchos casos.

Esto significa que será fundamental, ahora más que nunca, que los restaurantes se aseguren de que sus procesos de seguridad alimentaria estén en sintonía con las características de los pedidos de entrega a domicilio o recogida, incluso una vez superada la etapa de confinamiento.

Establecer «áreas sanitarias» dedicadas a los alimentos destinados al reparto y la entrega

Afortunadamente, no parece que el COVID-19 pueda transmitirse a través de los alimentos. De hecho, la Organización Mundial de la Salud confirma que aunque este tipo de virus parece ser resistente a temperaturas bajas e incluso de congelación durante un cierto período, la higiene alimentaria y las buenas prácticas de seguridad alimentaria ayudan a prevenir su transmisión a través de los alimentos de forma muy notoria.

Los nuevos formatos de distribución de comida presentarán nuevos riesgos operativos acerca de salud alimentaria a tener en cuenta

En este sentido, la comida para llevar generalmente implica un nivel de exposición mayor a temperaturas «inseguras», en comparación con los alimentos refrigerados o servidos al momento. Por lo tanto, los negocios que se decanten por esta opción de negocio deberán ser muy rigurosos al seguir los protocolos de seguridad, limpieza y saneamiento.  Para ello, será fundamental, establecer y mantener áreas sanitarias y no perder de vista estas medidas, especialmente:

  • En las áreas del local donde los alimentos esperan a ser recogidos por los repartidores o clientes.
  • En cualquier superficie u objeto que vaya a ser tocado por varios repartidores o clientes.

Ofrecer servicios «sin contacto»

La transmisión entre personas parece ser el canal principal por el cual se propaga el nuevo coronavirus. Por lo tanto, reducir la cantidad de interacción física entre las personas ayudará en gran medida a inhibir cualquier potencial transmisión.

Esto significa que los restaurantes que se centrarán en comida para llevar o en recogida tipo take away, deberían apostar al máximo por procesos y operaciones que impliquen el mínimo contacto, o incluso el «contacto zero».  Las opciones de entrega y recogida sin contacto ofrecen una alternativa muy segura y que probablemente ayude a los clientes a decantarse de forma más relajada por consumir nuestros productos con mayor tranquilidad.

Siguiendo esa misma lógica, son muchos los negocios que han optado por establecer procesos de pago que no requieran ningún tipo de efectivo o tarjetas físicas de crédito con pin, para ampliar la seguridad de sus empleados y clientes y minimizar el contacto al máximo.De hecho, son muchos los bancos que incluso han ampliado la cantidad mínima para usar las tarjetas sin tener que introducir manualmente el código secreto en el teclado del datáfono.

Los restaurantes que ofrezcan e comida para llevar o de recogida tipo take away, deberán apostar al máximo por procesos y operaciones que impliquen el mínimo contacto, o incluso el «contacto zero»

Asimismo, cuando reabramos los locales, será fundamental eliminar los objetos o superficies que muchas personas puedan tocar, con ejemplos tan sencillos como el de dejar la puerta abierta para minimizar el contacto al tirar de la manija.

La normativa que aplicará en una potencial apertura está aún por definirse, pero es evidente que la higiene y seguridad alimentaria serán elementos clave que tendremos no solamente que planear y diseñar adecuadamente. Los negocios deberán, además, esforzarse por comunicar sus nuevas políticas con transparencia y claridad, para tranquilizar a un consumidor hiperconcienciado con este tipo de mensajes, almenos, durante los próximos meses, como ya han empezado a hacer algunas cadenas. 

Comparte este contenido:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email

Hemos publicado también...