Juan Moll: «la experiencia del cliente en la sala»

Juan Moll con su ejemplo al frente de los restaurantes Jean Robuchon, nos recuerda que la atención al cliente siempre forma parte del éxito como profesionales de la restauración. Juan repasa que los detalles más simples pueden mejorar la experiencia en la sala…

El trabajo del restaurador se mueve entre dos mundos diferentes pero inseparables: la cocina y la sala. En un sector donde se trabaja para el bienestar y placer de las personas, las emociones no están en absoluto al margen del negocio…

Los camareros carismáticos son muchas mas recordados a veces que el propio establecimiento. Juan Moll reivindica la sonrisa como principal activo de un camarero, pero ojo… la sonrisa verdadera…

En los restaurantes ya no vendemos comida, sino experiencias… pero una vez mas, hemos de recordar que los transmisores de esas experiencias en los clientes es el personal, sobre todo el personal de sala que es quien está más en contacto con el cliente. Los camareros necesitan que el clima de trabajo sea óptimo. De lo contrario, se irán en busca de mejor ambiente.

Los camareros no son actores capaces de interpretar el papel del eterno optimista. Entonces ¿Cómo se puede lidiar con las frustraciones que minan el optimismo? Porque al cliente nuestros problemas le importan poco. El ha venido a disfrutar…

En la restauración, como en cualquier empresa donde hay equipos, debe haber un buen liderazgo. Es fundamental para el éxito del equipo y por tanto de la empresa…

Los médicos, abogados, ingenieros… continúan formándose siempre. ¿Por qué no los profesionales de la sala?

Por pequeño que sea tu negocio, el marketing no es ajeno a tu negocio. Quizás no puedas pagar grandes campañas de publicidad de esas que venden historias, pero puedes practicar el marketing interno…

La actitud del personal, especialmente el que está en contacto con el cliente es fundamental si queremos que el cliente se lleve una excelente impresión desde el segundo 1 de su llegada. El maitre o el camarero pueden transmitir experiencias cuidando el trato con el cliente. Se trata de vender historias…

El nivel emocional del personal es fundamental en los equipos. El control de las emociones y la comunicación no verbal, facilita la generación de confianza con el cliente.


Al cliente se le  gana con  cada detalle, desde la bienvenida al local, a la toma de la comanda…

Por encima de normas y protocolos, un camarero ha de tener y saber emplear el sentido común y dominar las habilidades sociales.

Einstein demostró que el tiempo es relativo. Como en los restaurantes, sobre todo en el momento que Juan Moll califica como el apuré…


Comparte este contenido:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Telegram
Email

Hemos publicado también...