#foodtrucks: cómo abrir tu restaurante sobre ruedas

Food-truck

¿Y si cada día pudieras mover tu restaurante hasta dónde estén los clientes? ¡Una food truck, un pequeño restaurante sobre ruedas, podría brindarte esa posibilidad! Además, generalmente tiene gastos más bajos que los de un local y, por supuesto, requiere mucho menos personal.

Este tipo de negocios en su día los importamos de Estados Unidos. Allí parecen conquistar las esquinas de los barrios céntricos de todas las ciudades americanas. Son muy populares y se han convertido en algo más que una moda que parece haber llegado para quedarse en España, aunque aquí la normativa no es tan permisiva respecto a su ubicuidad. Las food trucks son una de las tendencias más populares del momento y no muestran signos de desaceleración de demanda, sino todo lo contrario.

Si alguna vez pensaste en ser dueño de tu propio restaurante, este concepto de negocio es una buena opción para empezar gracias a los menores costes iniciales e incluso gastos en general.

Sin embargo, no debemos menospreciar la atención y esfuerzo que sigue requiriendo abrir un negocio de este tipo, especialmente al principio, ya que los dueños de las food trucks también sufren de temporadas más bajas o condiciones climáticas adversas, por ejemplo.

Si la idea te sigue pareciendo atractiva, te contamos los primeros pasos para montar tu propia food truck:

1. Averigua dónde puedes situar tu food truck.
Puede parecer obvio, pero muchos lugares no permiten este tipo de negocios o requieren de permisos y licencias que a menudo son temporales o incluso momentáneas. Dependiendo de las ordenanzas locales, es posible que no puedas estacionarte en zonas más céntricas. Lo normal es acudir a recintos habilitados al efecto que normalmente coinciden con fiestas populares o eventos gastronómicos. Por supuesto tiene un coste y normalmente existe un compromiso de estancia durante todo el evento.

Para conseguir una plaza en eventos singulares y de gran afluencia que ofrezcan zona de food trucks, normalmente debes presentar una solicitud y esperar a que tu propuesta gastronómica sea aprobada. 

La ventaja del restaurante ambulante es que siempre puedes «moverlo» optando por una itinerancia más activa. En este caso, es una buena idea asegurarte antes de nada de qué zonas concurridas permiten tu presencia comercial allí. A la hora de planificar dónde vas a establecer tu negocio, ten siempre en cuenta qué otras food trucks y restaurantes hay en esa área. Un restaurante «de ladrillo» seguramente no sea el mejor de los vecinos para tener justo enfrente…

Ten siempre en cuenta qué otras food trucks y restaurantes hay en el lugar dónde vas a situarte. Un restaurante «de ladrillo» seguramente no sea el mejor de los vecinos para tener justo enfrente…

2. Elige un nombre comercial atractivo y diseña tu oferta
Una vez sabes en qué sitios puedes emplazar tu food truck, puedes dedicarte a la parte más divertida: elige el nombre de tu caravana. Ten en cuenta, que al igual que el de un restaurante, tu nombre debe reflejar tu estilo, concepto o temática de comida.

Seguramente no contarás con las cartas típicas de cualquier restaurante, así que necesitarás mostrar tu «menú» en tableros atractivos y llamativos para que los clientes elijan su pedido. Asegúrate de dejar clara tu propuesta culinaria. De lo contrario serás invisible a los ojos de los visitantes que mirarán tu vehículo sin tener claro que comida ofreces. También debes decidir si tu menú será fijo o variará según la temporada o especialidades del día.

3. Encuentra financiación para tu nuevo negocio.
La buena noticia sobre las food trucks es que son mucho más baratas que montar un local. Sin embargo, necesitarás financiación privada o de un banco ya que adquirir una caravana de este tipo puede costar entre unos 20.000 y 100.000 euros, dependiendo de las características y prestaciones.

Si no puedes afrontar una inversión de esa magnitud, puedes optar por una forma alternativa y más económica de comenzar tu negocio: puedes decantarte por los formatos tipo «carrito de comida». Las opciones más sencillas, como un típico carrito de helados, salchichas o snacks, aportan un comienzo muy asequible para cualquier bolsillo.

Un verano muy lluvioso, podría arruinar tu temporada y por eso es importante contar con fondos a los que recurrir en caso de emergencia.

Asegúrate de escoger una modalidad de food truck que dé respuesta a tus necesidades. Por ejemplo, si vas a servir alimentos calientes o fritos necesitarás contar con freidora u horno y en ese caso, más potencia eléctrica. En cambio, si optas por platos fríos o sándwiches deberás decantarte por mucho espacio de preparación para alimentos frescos. Al fin y al cabo, equipar una food truck es muy similar a diseñar la cocina de un restaurante convencional, pero has de pensar muy bien la ubicación de cada elemento, dado que el espacio es reducido y un mal diseño dificultará la movilidad de las personas que cocinan y despachan.

Mientras te preparas para el día de apertura, te aconsejamos que planees un fondo de emergencia como reserva. Cualquier empresa, pequeña o no, debería contar con algunos ahorros para hacer frente a imprevistos como días lluviosos que puedan obligarte a cerrar tu negocio. Un verano muy lluvioso, podría ponerte en jaque y por eso es importante contar con fondos a los que recurrir en caso de emergencia.

4. Gana visibilidad y publicita tu nuevo negocio.
Lo bueno de una food truck es que, en sí misma, es un anuncio sobre ruedas por lo llamativas que suelen ser. Apóyate en redes sociales como Facebook, Instagram y Twitter, ya que son perfectas para construir una buena base de clientes. Si vas a moverte de sitio, puedes usar las redes para anunciar tu próxima parada con anticipación o publicar tus nuevos platos para atraer a tus clientes, nuevos o repetidores.

Para aprovechar las temporadas bajas o diversificar tu negocio, piensa también en ofrecer tus servicios para eventos y celebraciones. Estos negocios sobre ruedas son un verdadero imán en festivales, mercadillos, bodas, inauguraciones y fiestas, en las que puedes conseguir que contraten tus servicios de forma muy habitual si consigues comunicar tu oferta correctamente en las redes adecuadas.

Lo bueno de una food truck es que, en sí misma, es un anuncio sobre ruedas por lo llamativas que suelen ser.

En general, como haríamos en cualquier negocio, te recomendamos tener clara tu visión a futuro para asegurarte de la sostenibilidad de tu nuevo negocio. ¿Dónde quieres ver tu empresa en cinco años? Tener objetivos claros e ir renovándolos a medida que los logres, te ayudará a mantenerte motivado y establecer las prioridades necesarias para un negocio exitoso a largo plazo.

Comparte este contenido:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Telegram
Email

Hemos publicado también...