Elegir el nombre de tu restaurante

nombre restaurante

¿Te acuerdas cuando elegiste o ayudaste a elegir nombres para un recién nacido? Pues decidir el nombre de tu restaurante no es menos importante. De hecho, es una de las decisiones más importantes que vas a tomar, ya que el nombre va a decir muchas cosas de tu restaurante. Puede reflejar desde el tipo de local, la especialidad o la ubicación. Seguro que aunque no los conozcas, en tu mente crearás perspectivas diferentes si te invito a comer en «El Gallo loco» o en «Sapiens».

El nombre de tu restaurante también puede ser un nombre creativo ideado a través de un juego de palabras. En todo caso, el que debe estar orgulloso del nombre eres tú. Por ello, elige un nombre que vaya en línea contigo, con tus gustos y valores. Un nombre que tenga un vínculo emocional con el emplazamiento o la clientela al que va dirigido. Al pronunciar el nombre de tu nuevo restaurante, es muy importante fijar la atención en la impresión que deja después de que los clientes lo leen.

No elijas el nombre hasta disponer del local.

Ese nombre que ahora te ha parecido magnífico, puede resultar desfasado si al final, el local se halla situado en un entorno radilcamente opuesto a los valores que querías transmitir. «La Tarberna del Mar», por ejemplo, no es el  nombre más acertado para un restaurante urbano cuyo público van a ser oficinistas de los edificios circundantes.

Una vez que tengas el local, sitúate frente a la entrada y valora el entorno. Si tienes la suerte de que tu nuevo restaurante se ubica en un lugar único, singular o con historia, tienes el trabajo prácticamente hecho. Te fijas en una característica de la ubicación y eliges el nombre a partir de la misma. Por ejemplo, si el local donde se halla el negocio fué un antiguo taller de forja, podrías optar por llarmarle al rstaurante «Restaurante El Taller». Es un nombre fácil de recordar, y la mayoría de los lugareños saben que se refiere al antiguo taller de forja.

Si optas por buscar afinidad con los elementos históricos del emplazamiento, no tienes porque limitarte al local del restaurante. Es posible que la zona, el barrio o la calle estén ligados a alguna historia digna de considerar que podrías aprovechar para ejemplificar mejor el estilo de tu negocio y su vinculación al entorno.

Elige un tema y refléjalo

El nombre de un restaurante también puede provenir de un tema o propuesta culinaria. Por ejemplo, el restaurante Los Montes de Galicia, uno de los más famosos de España, está ubicado en Madrid, pero ofrece una selecció de especialidades de la alta cocina gallega cocinadas al mas puro estilo tradicional.

Dani Garcia Lobito de Mar

En Marbella, Dani García regenta el restaurante «Lobito de Mar», cuya carta como su nombre indica y sugiere, está especializada en pescados.

Saison (Temporada), es un restaurante de la Guía Michelin en San Francisco, que indica con el nombre la adaptación de su cocina a la disponibilidad de producto fresco de temporada. Otro ejemplo apropiado de cómo reflejar un tema a través del nombre del restaurante.

¿Que tal un nombre con significado personal?

Como decíamos al inicio del artículo, abrir un restaurante es en cierta forma como decidir tener otro hijo. En muchas ocasiones, el nombre del local es un reflejo del nombre del propietario, de la familia o incluso de alguien querido para esa persona que ha podido 8o no) tener vinculación emocional o histórica.

El restaurante Arzak debe su nombre al apellido que desde 1897, durante cuatro generaciones se ha cosechado la fama como uno de los restaurantes estrella de San Sebastián. En él trabajan Juan Mari Arzak y su hija Elena Arzak.

Otro ejemplo lo hallamos en Casa Marcial, uno de los mejores restaurantes de lujo ubicado en lo que durante muchos años fue un chigre (antiguo establecimiento donde se servía sidra). El nombre mantiene parte de la denominación del antiguo bar-tienda que regentaba la abuela paterna del cocinero Marcial Manzano: «Casa Herminia».

El primer negocio de restaurantes de Paula Deen se llamaba The Bag Lady porque ella y sus hijos iban entregando almuerzos en bolsas a empresas locales. Los nombres divertidos de restaurantes que no tienen nada que ver con la comida suelen ser fáciles de recordar y transmitir de boca en boca.

Se original y creativo

Si tu negocio de hostelería tiene un caracter más urbanita, puedes optar por un nombre divertido. Inspírate y juega con frases célebres, personajes históricos, series de televisión, etc. ¿Quieres algunos ejemplos?
«Beer para Creer» es un restaurante madrileño especializado en tapas y por supuesto cervezas.

«La Tapilla Sixtina» en Barcelona ofrece tapas, raciones y cervezas. «Latina Turner» en Madrid está enfocado al horario nocturno y se posiciona como un local de ambiente nocturno donde disfrutar de una buena gastronomía acompañada de cervezas. En Valencia, “La Birra de Brian” pretender atraer a los amantes de Monty Phyton ofreciendo música en directo, comida variada y buena cerveza. «Paco Meralgo» juega con las palabras para ofrecer en Barcelona tapas de calidad y un concepto diferente de “picoteo” donde puedes ir… «Pa comer algo»

Sea cual sea el significado detrás del nombre de tu restaurante, prepárate para compartirlo con el público, a quien por cierto, le encanta una buena historia. Incluso aunque el nombre no tenga significado para ti, puede que lo tenga para tu clientela, lo que justificaría determinadas elecciones. Tómate el tiempo que necesites, pero explora todas las posibilidades, haz una lista de todo lo que se te ocurra (por descabellado que sea). pronuncia los nombres una y otra vez. Procura que sean fáciles de pronunciar, escribir y recordar. De lo contrario se te complicará mucho el posicionamiento en Internet y la viralidad en redes sociales.

La inspiración te legará cuando menos lo esperes y en el lugar mas insorpechado. Así que si no tienes muy claro el nombre, inspírate en elementos como las especialidades que ofrecerás, el tipo de clientes que quieres atraer, la ubicación en la que se encuentra o la proximidad de lugares emblemáticos como monumentos, calles o lugares.

Adquiere el dominio para la web

Una vez que tengas elegido el nombre, comprueba en Google cuantos negocios aparecen con el nombre elegido y que no haya alguno con nombre similar que represente a un tipo de negocio antagónico con tu posicionamiento. Por ello, debes comprobar si el dominio con el nombre que has elegido está libre. No es necesario un punto com, pero sí al menos un punto es. Un dominio fácil de recordar te ayudará a conseguir un excelente posicionamiento y una buena reputación online mediante la página web del restaurante.

Comparte este contenido:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email

Hemos publicado también...