Decálogo Básico para la Gestión de un Restaurante

Decalogopara la gestion de un restaurante
Desde reducir los gastos de tu cuenta de explotación al enfoque al servicio al cliente. Aquí tienes 10 consideraciones que no debes olvidar si eres propietario o diriges un restaurante.

1. Ser gerente y dinamizador.

Gestionar con eficacia un restaurante implica asumir varios desafíos en áreas muy diferentes pero complementarias, como las relaciones públicas, el control de inventario, gestión de personal y servicio al cliente. En muchas ocasiones, el dueño de un restaurante también ejerce como gerente de la empresa, por lo que es su responsabilidad asegurarse de que las operaciones se ejecuten de manera eficiente para proporcionar un servicio óptimo a los clientes. Es la persona responsable de manejar los problemas de personal y las necesidades de los cliente.

2. Enfocarse al Servicio al cliente

«El cliente siempre tiene la razón» sigue siendo la regla de oro de cualquier negocio, especialmente en un restaurante, donde los criterios suelen ser muy subjetivos y sobre todo personales. Incluso si no estás de acuerdo con la queja de un cliente, la forma en que gestiones la situación determinará si el cliente regresa y sobre todo, como reflejará su descontento en las redes sociales y en Trip Advisor. El objetivo de toda tu organización ha de ser es mantener la experiencia del cliente positiva.

3. Establecer expectativas laborales

Una plantilla profesional es garantía de éxito de un restaurante. Desde los camareros hasta el personal de cocina, encontrar al mejor profesional para cada función ayudará a que tu restaurante funcione sin problemas. Por eso, al entrevistar a los candidatos, asegúrate de verificar las referencias que éstos facilitan para determinar si encajarán bien en el puesto. No es inusual exagerar las funciones de un curriculum e incluso la inclusión de datos que no responsaden siempre a la realidad. Cualquier lista de referencias debe incluir datos de contacto, especialmente una persona y teléfono de contacto. Cualquier profesional debe mostrarse confiado ante una exposición de credenciales profesionales susceptibles de ser contrastadas.

Una buena decisión al contratar a los empleados del restaurante es establecer un período de prueba antes de contratarlos de forma permanente. En el restaurante el trabajo siempre es una labor de equipo. Por ello los nuevos trabajadores no solo deben ser profesionales para realizar su trabajo, sino que también deben poseer fuertes habilidades interpersonales, ya que su trabajo probablemente dependerá del trabajo de los demás. Un ejemplo son los camareros que dependen del chef para informar al cliente de las opciones del día y completar las comandas a cocina de manera óptima.

4. Escucha a tu personal

Como manager de tu restaurante, también eres un gerente de relaciones, que debe asegurarse de que su personal continúe trabajando en equipo para elaborar una excelente cocina y servicio a los clientes. No seas una persona distante. Considera mantener abiertas las líneas de comunicación contigo para que el personal se sienta libre de acudir a tí para expresar cualquier problema o manifestar inquietudes personales oprofesionales.

La comunicación te asegura el conocimiento de lo que acontece en tu negocio y hace posible que cada persona se sienta partícipe de los problemas que atañen en su área. Procura establecer cierto clima de confianza que garantice la sinceridad y aumentarás la satisfacción del personal respecto al trabajo desempeñado.

Promueve también la comunicación horizontal entre departamentos y a las personas entre sí para que se coordinen mejor las acciones y se eviten repeticiones. Mejorar la integración entre sala, cocina y barra, ayudar a cada individuo a situar su trabajo en función del de los demás.

5. Motiva a tus empleados

Para mantener al personal motivado y rindiendo a su mejor nivel de servicio, ofrece incentivos, como días de vacaciones, bonos y comidas gratis. Es recomendable también disponer de una política transparente de promociones (ascensos) para aquellos que demuestren estar preparados para ascender a un nivel más elevado de funciones o cargo.

6. Promociona y da conocer tu restaurante

Hay muchas formas de dar a conocer tu restaurante. Es evidente que la principal de ellas es la de ofrecer una cocina y servicio que supere las expectativas de tus clientes. Esto hará que los propios clientes contentos corran la voz. Pero además de los clientes es importante buscar oportunidades para ganar visibilidad en Internet y las redes sociales ofrecen una forma económica de promocionar tu restaurante. Una presencia óptima en redes debe incluir fotos, menús y promociones.

7. Monitorea el flujo de efectivo

El flujo de efectivo es la cantidad de dinero en efectivo que ingresas, frente a la cantidad de monedas y billetes que sale de tu negocio. Es muy importante controlar este movimiento en tres periodos temporales: diariamente, semanalmente y mensualmente. Comprender este concepto básico de las finanzas del restaurante, es imporante para evitar el riesgo financiero.

Utiliza un programa de punto de venta (POS) para gestionar tu restaurante y realizar un seguimiento de tus ventas, del flujo de caja y del inventario de alimentos y beidas. Un software especializado puede simplificar enormemente la administración diaria del restaurante por menos dinero del que piensas. Probablemente el coste de un programa lo amortizarás gracias a la ayuda que ofrece para reducir los costos de productos y personal, así como crear estadísticas, medir la popularidad de las propuestas del menú y ofrecer información de la rentabilidad ofrecida por cada comida.

8. Vende más ampliando la oferta de tu restaurante

Tanto si dispones de estadísticas automatizadas como si sólo utilizas una caja registradora, cada día debes disponer de un informe de ventas y reservas que te permita crear un historial del negocio. Te ayudará a analizar tendencias de ventas, costos de personal y conteos de clientes. Con una visión historíca de estos datos, podrás elaborar previsiones de ventas y reservas.

Una opción para diversificar tus ventas, amortizar tus instalaciones y aprovechar las horas de menor trabajo, es ofrecer servicios de catering para eventos grandes o pequeños según la capacidad de tu cocina.

Ofrecer promociones es una buena manera de llamar la atención y aumentar las ventas. No te dejes llevar por la idea de que tu competencia pensará que estás necesitado. Míralo de otra forma: eres un empresario innovador que aprovecha las redes sociales para atraer y fidelizar una clientela de calidad. Las promociones que realices no tienen porque tener un enfoque de oferta. En este ### artículo hallarás opciones creativas para realizar promociones en tu local que se adapten a tu clientela.

9. Controla y supervisa el margen de tus menús

El precio de los productos y materias primas puede cambiar con frecuencia y consecuentemente tus márgenes también se verán afectados. Es necesario realizar un seguimiento de costes y que tus menús tengan precios que mantengan bajos los costos de los alimentos y las ganancias altas. Pero controlar el margen no implica bajar la calidad. Debes mantener un menú sugerente y asegurarte de que los clientes reciban valor por su dinero.

Verifica las existencias de tu despensa y aprovéchalas antes de incorporar nuevos platos. Utiliza siempre productos de temporada y preferiblemente de la zona para evitar costes de transporte. No mantengas la creencia de que elproducto mas caro es el mejor. El equipo de Foodix realiza pruebas constantes de productos simlares y muchas veces productos similares mas baratos suelen ser el elegidos por encima de los de mayor precio.

10. Reduce los gastos del restaurante

Hay muchas variables que puedes considerar a la hora de ahorrar en la partida de gastos de tu cuenta de explotación. Por ejemplo, en matería de suministros, puedes sustituir las bombillas por unas de bajo consumo y la grifería por grifos de bajo flujo que reducen el caudal de agua al suficiente para lavarse las manos. Tambien puedes incidir en la toma de medidas en torno al medio ambiente. Mira a tu alrededor y busca aspectos que requieran menos costos sin perjudicar la experiencia del cliente. Por ejemplo, puedes sustituir las plantas naturales de interior por otras artificiales que no requieren mantenimiento. No obstante no olvides que ahorrar dinero no puede ser a costa de la comodidad de los clientes que podría provocar que no volviesen.

Comparte este contenido:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email

Hemos publicado también...